Antes de comenzar con el tema es necesario definir el significado de demolición de edificios.  Se entiende como demolición el proceso mediante el cual se procede a destruir de manera planificada un edificio o construcción en pie. La demolición es lo opuesto a la construcción. La demolición también se distingue de otras acciones como el derrumbe, ya que es un proceso programado y planificado de acuerdo a las necesidades y cuidados específicos de cada caso.

Normalmente, el proceso de demolición implica tener en cuenta elementos de seguridad, salubridad y otros. Además, la demolición puede realizarse con diferentes objetivos, como construir nuevas edificaciones, liberar el espacio para hacer espacios verdes, eliminar construcciones anti­guas y peligrosas, etc.

 

aspectos generales sobre la demolición de edificios

 

¿Qué tipos de demolición de edificios más usuales existen en una obra?

La demolición puede ser total o parcial, dependiendo de si afecta a la obra por completo o a parte de ella, como en el caso de rehabilitaciones, donde en ocasiones nos vemos obligados a demoler parte del edificio para su posterior reconstrucción. Lo más común es que tras la demolición sea necesario retirar los productos resultantes fraccionándolos en piezas más pequeñas.

El derribo total se puede producir de dos formas distintas:

  1. Por colapso: Se produce de una sola vez, provocando el colapso, fracaso, de la totalidad de la estructura de golpe.
  2. Por partes: Plantea un proceso de desmontaje por fases, empezando por los últimos elementos estructurales ejecutados en su construcción y terminando por los primeros por orden de ejecución.

Los trabajos que se realizan a la hora de demoler una construcción requieren gran especialización, ya que al retirar elementos pueden aparecer, en muchos casos, elementos estructurales inestables.

En cualquier caso, suele proceder a la demolición total un desmontaje de algunos elementos constructivos, debido a tres causas posibles:

  1. Según el nivel de riesgo asociado al sistema de demolición que se vaya a utilizar.
  2. Están compuestos por materiales reutilizables.
  3. Son materiales contaminantes que deben diferenciar del escombro.

 

¿Cuál es la justificación principal para ejecutar una demolición de un edificio?

En bt2asociados como ya comentamos en otro artículo anterior “Declaraciones de estado de ruina”, por su estado, es inhabitable o no apto para el uso para el que fue proyectado. El nivel de riesgo se obtiene realizando, por personal cualificado, la correspondiente evaluación de riesgos para cada sistema ele demolición propuesto. De esta manera se conoce la probabilidad de que ocurra un suceso durante la ejecución de los trabajos y se estima la gravedad del mismo si ocurriera.

El proceso ele demolición puede realizarse de diversas formas, algunas menos nocivas que otras para el público de alrededor. En este sentido, la demolición, tradicionalmente, se realizaba ele modo mecánico. Sin embargo, este proceso podía llevar mucho tiempo dependiendo de las capacidades y del presupuesto disponible en cada caso. Otro modo ele demoler edificaciones, el empleado en la actual i dad, es el de implosión, que se ejecuta a partir de la disposición de explosivos a lo largo de la estructura a demoler. Estos explosivos, colocados en el interior del edificio, son activados ele manera conjunta y por lo tanto la demolición sólo toma u nos minutos en hacerse efectiva.

Uno de los mayores problemas que genera una demolición es la cantidad de químicos y elementos tóxicos que son despedidos en el ambiente a partir, no sólo del uso de explosivos, sino principalmente de la desintegración de los diferentes materiales utilizados en la construcción. Por esto, las demoliciones no son solo el momento en el que se efectiviza el acto si no que es también un largo y cuidadoso proceso de preparación y previsión sobre las consecuencias posteriores. Para realizar estas tareas, ingenieros, arquitectos, arquitectos técnicos y otros profesionales deben trabajar de manera conjunta.

Desde bt2asociados consideramos que es necesario tener en cuenta las condiciones, no sólo del edificio, sino también del entorno. Tendremos que considerarlas para situar las conducciones de los servicios públicos. Se deben estudiar, en función de las condiciones del entorno, todas las posibles interferencias para determinar las medidas preventivas y los procedimientos de trabajo más adecuados.

El concepto de condiciones del entorno incluye los aspectos que influyen o pueden influir en la ejecución de la obra. En este sentido cabe citar entre otros las condiciones de acceso, líneas eléctricas aéreas de tensión, estado de las medianeras, interferencias con otras edificaciones, condiciones climáticas y ambiental es, contaminación del terreno o trabajos en obras que se encuentren insertas en el ámbito de un centro de trabajo y éste mantenga su actividad o estén afectadas por actividades de otras empresas.

Las acometidas de energía eléctrica pueden ir soterradas o aéreas, bien por fachada, bien por cubierta. Pueden atravesar nuestro edificio acometidas de energía eléctrica de otros edificios. La red de saneamiento, habitual mente se acometerá al edificio por una galería o albañal desde el pozo de la calle hasta el pozo o arqueta general del edificio. Hay que anularla para evitar la entrada de los distintos productos de la construcción y demolición de edificios.

La red de agua potable se acomete con una llave de compañía y un contador único para la finca. Puede haber contadores independientes para algún local comercial.

Las redes de telefonía pueden ir soterradas o aéreas. Si están soterradas, discurren por la vía pública y si son aéreas, se grapan a las fachadas de la calle.

La acometida de gas es aérea encamisada y dispone de una l lave de corte general.

Debemos anular las acometidas de nuestra obra manteniendo en servicio y protegiendo las que afecten a edificios del entorno. Del mismo modo que en una obra de construcción, dejaremos fuera de la zona de demolición la electricidad y el agua en servicio para las tareas propias de la demolición de edificios.

Hay que prever un drenaje para el agua utilizada en las tareas de derribo y demolición de edificios, la refrigeración de máquinas, el riego de escombros, la protección respecto al polvo, el orden y la limpieza de la obra.

Al inicio de una demolición se establece un orden de retirada de productos, limpieza de residuos orgánicos y vegetal es y desmontaje y retirada de los elementos secundarios de construcción no incluidos entre los escombros.

Acabada la demolición, se hará una revisión general de edificaciones medianeras y colindantes, viales e i instalaciones adyacentes, adoptándose las medidas adicionales que fuesen necesarias. Se dejarán las protecciones, cerramientos, huecos de arquetas o pozos convenientemente protegidos y señal izados.

demolición de edificios y construcciones

Más información: https://goo.gl/6zo7Sy

 

¡Disponemos de un equipo técnico preparado y cualificado profesionalmente, con experiencia en la redacción de proyectos de demolición y derribo de un edificio, consúltenos sin compromiso, en Valencia y provincia!

 

contacto


Teléfono / WhatsApp: 646 090 202

Web: www.bt2asociados.com

E-mail: info@bt2asociados.com

 

Nuestra oficina se encuentra en Valencia capital, ofrecemos un servicio de asesoramiento técnico previo a la hora de realizar un proyecto de demolición de edificios o derribos en Valencia, así como en todos los municipios de provincia como Torrente, Burjassot, Meliana, Almàssera, Paterna, San Antonio de Benagéber, L´Eliana, La Pobla de Vallbona, Lliria, Puçol, La Pobla de Farnals, Alboraia, Tavernes Blanques, Mislata, Xirivella, Albal, Picassent, Catarroja, Paiporta, Montserrat, Sagunto, Buñol, Chiva, Cheste, Requena, Utiel, etc


Una de las consultas más comunes que últimamente se están planteado a esta consultoría técnica bt2asociados en todo proyecto de reforma de vivienda es la necesidad si hay que incorporar en el proyecto de ejecución de la obra un estudio de gestión de residuos de construcción y demolición.

Nuestros técnicos de bt2asociados están informados de las normativas en cuanto al marco legal de los residuos de construcción y demolición: normativa comunitaria, normativa estatal y normativa autonómica.

 

marco legal de los residuos de CONSTRUCCION y demolicion

En el ámbito autonómico, la gestión de los RCD queda regulada en la Ley 10/ 2000 de Residuos de la Comunidad Valenciana. Esta norma asume plenamente la jerarquización de la gestión de los residuos que viene impuesta por las directrices comunitarias. A diferencia de la normativa básica estatal, define el concepto de residuos inertes (artículo 4.d) y contempla los vertederos de residuos inertes y sus criterios de admisión (artículo 55).

En relación con la gestión de determinados residuos de construcción y demolición, la Comunitat Valenciana dispone de normativa específica: el Decreto 200/ 2004, de 1 de octubre, por el que se regula la utilización de residuos inertes adecuados en obras de restauración, acondicionamiento y relleno, o con fines de construcción. Esta norma regula detalladamente la reutilización de los residuos inertes en ciertas obras, sin ser considerada una operación de eliminación. Con ello, en el ámbito de la Comunitat Valenciana, se han establecido mecanismos concretos para priorizar la valorización de estos residuos frente a la práctica habitual de su eliminación mediante su depósito en vertedero.

Finalmente, la normativa valenciana, a diferencia de la directiva IPPC y de la Ley 16/ 2002 del mismo nombre, somete al régimen jurídico de la autorización ambiental integrada a los vertederos de residuos inertes, conforme a la modificación operada en el apartado 5.2 del anexo II de la Ley 2/ 2006, de 5 de mayo, de la Generalitat, de Prevención de la Contaminación y Calidad Ambiental por parte de la Disposición Adicional Segunda del Decreto 127/ 2006, de 15 de septiembre, del Consell.

El PIR97 de la Comunitat Valenciana no contempla objetivos concretos de gestión de los RCD domiciliarios

 

aspectos generales sobre los RESIDUOS DE CONSTRUCCIÓN Y DEMOLICIÓN

 

¿Qué normativa regula la gestión de los Residuos de Construcción y demolición (RCDs)?

A nivel nacional el Real Decreto 105/2088, de 1 de febrero

 

¿Qué residuos tienen la consideración de RCDs a efectos del RD 105/2088?

Los residuos de la construcción y demolición objeto del análisis de este apartado se clasifican en el capítulo 17 “Residuos de la construcción y demolición” de la Lista Europea de Residuos, aprobada por Orden MAM/ 304/ 2002, y más concretamente en los siguientes códigos LER:

residuos de construcción y demolición

CODIGO LER: Código del residuo según la Lista de Residuos incluida en el Anejo 2 de la Orden MAM/304/2002, de 8 de febrero, por la que se publican las operaciones de valorización y eliminación de residuos y la lista europea de residuos.

GESTION FINAL: Código de la operación de gestión según el Anejo 1 de la Orden MAM/304/2002, de 8 de febrero, por la que se publican las operaciones de valorización y eliminación de residuos y la lista europea de residuos. La operación prioritaria se indica en primer lugar. Se admiten operaciones de gestión intermedia en estaciones de transferencia (R12, R13, o D15), siempre que la gestión final sea la prevista en la tabla.

 

No se consideran RCDS:

  • Las tierras y piedras no contaminadas por sustancias peligrosas destinadas a reutilización, restauración, acondicionamiento o relleno.
  • Los residuos de industrias extractivas
  • Los lodos de dragado no peligrosos reubicados en el interior de las aguas superficiales derivados de las actividades de gestión de las aguas
  • Los residuos provenientes de obras menores de construcción o reparación domiciliaria, cuando no superen los 50 Kg. de peso.
  • Los residuos generados en obras de construcción y demolición regulados por legislación específica de residuos peligrosos y no peligrosos, a excepción si se encuentran mezclados con otros RCDs. Por ejemplo, residuos peligrosos mezclados con residuos de hormigón, ladrillos, etc.

 

¿Cuáles son las obligaciones del productor de residuos de construcción y demolición?

Además de los requisitos exigidos por la legislación sobre residuos, el productor de residuos de construcción y demolición deberá cumplir con las siguientes obligaciones:

I.- Incluir en el proyecto de ejecución de la obra un estudio de gestión de residuos de construcción y demolición, que contendrá como mínimo:

1.1.- Una estimación de la cantidad, expresada en toneladas y en metros cúbicos, de los residuos de construcción y demolición que se generarán en la obra, codificados con arreglo a la lista europea de residuos publicada por Orden MAM/304/2002, de 8 de febrero, por la que se publican las operaciones de valorización y eliminación de residuos y la lista europea de residuos, o norma que la sustituya.

  1. Las medidas para la prevención de residuos en la obra objeto del proyecto. Las operaciones de reutilización, valorización o eliminación a que se destinarán los residuos que se generarán en la obra.
  2. Las medidas para la separación de los residuos en obra, en particular, para el cumplimiento por parte del poseedor de los residuos, de la obligación establecida en el apartado 5 del artículo 5.
  3. Los planos de las instalaciones previstas para el almacenamiento, manejo, separación y, en su caso, otras operaciones de gestión de los residuos de construcción y demolición dentro de la obra. Posteriormente, dichos planos podrán ser objeto de adaptación a las características particulares de la obra y sus sistemas de ejecución, previo acuerdo de la dirección facultativa de la obra.
  4. Las prescripciones del pliego de prescripciones técnicas particulares del proyecto, en relación con el almacenamiento, manejo, separación y, en su caso, otras operaciones de gestión de los residuos de construcción y demolición dentro de la obra.
  5. Una valoración del coste previsto de la gestión de los residuos de construcción y demolición que formará parte del presupuesto del proyecto en capítulo independiente.

1.2.- En obras de demolición, rehabilitación, reparación o reforma, hacer un inventario de los residuos peligrosos que se generarán, que deberá incluirse en el estudio de gestión a que se refiere la letra a) del apartado 1, así como prever su retirada selectiva, con el fin de evitar la mezcla entre ellos o con otros residuos no peligrosos, y asegurar su envío a gestores autorizados de residuos peligrosos.

1.3.-Disponer de la documentación que acredite que los residuos de construcción y demolición realmente producidos en sus obras han sido gestionados, en su caso, en obra o entregados a una instalación de valorización o de eliminación para su tratamiento por gestor de residuos autorizado, en los términos recogidos en este real decreto y, en particular, en el estudio de gestión de residuos de la obra o en sus modificaciones. La documentación correspondiente a cada año natural deberá mantenerse durante los cinco años siguientes.

1.4.-En el caso de obras sometidas a licencia urbanística, constituir, cuando proceda, en los términos previstos en la legislación de las comunidades autónomas, la fianza o garantía financiera equivalente que asegure el cumplimiento de los requisitos establecidos en dicha licencia en relación con los residuos de construcción y demolición de la obra.

2.- En el caso de obras de edificación, cuando se presente un proyecto básico para la obtención de la licencia urbanística, dicho proyecto contendrá, al menos, los documentos referidos en los números 1.º, 2.º, 3.º, 4.º y 7.º de la letra a) y en la letra b) del apartado 1.

 

¿Qué datos contempla un estudio de gestión de residuos realziado por bt2 asociados?

Nuestro trabajo se desarrolla en siete fases

  1. Una estimación de la cantidad, expresada en toneladas y en metros cúbicos, de los residuos de construcción y demolición que se generarán en la obra, codificados con arreglo a la lista europea de residuos publicada por Orden MAM/304/2002, de 8 de febrero, por la que se publican las operaciones de valorización y eliminación de residuos, la lista europea de residuos o norma que la sustituya y calculada a partir de coeficientes experimentales o del cálculo real a partir de la medición de elementos.
  2. Las medidas para la prevención de residuos en la obra objeto del proyecto.
  3. Las operaciones de reutilización, valorización o eliminación; destino de los residuos que se generarán en la obra.
  4. Las medidas para la separación de los residuos en obra, en particular, para el cumplimiento por parte del poseedor de los residuos, de la obligación establecida en el apartado 5º del artículo 5 del RD 105/2008.
  5. Los planos de las instalaciones previstas para el almacenamiento, manejo, separación y en su caso, otras operaciones de gestión de los residuos de construcción y demolición dentro de la obra.
  6. Las prescripciones del pliego de prescripciones técnicas particulares del proyecto, en relación con el almacenamiento, manejo, separación y en su caso, otras operaciones de gestión de los residuos de construcción y demolición dentro de la obra.
  7. Una valoración del coste previsto de la gestión de los residuos de construcción y demolición que formará parte del presupuesto del proyecto en capítulo independiente.

 

residuos de construcción y demolición

Más información: https://goo.gl/pVJVrM

 

¡Disponemos de un equipo técnico preparado y cualificado profesionalmente, con experiencia en la redacción del estudio de gestión de residuos para cualquier proyecto de ejecución de obra, consúltenos sin compromiso, en Valencia y provincia!

 

contacto


Teléfono / WhatsApp: 646 090 202

Web: www.bt2asociados.com

E-mail: info@bt2asociados.com

 

Nuestra oficina se encuentra en Valencia capital, ofrecemos un servicio de estudio de gestión  de residuos a la hora de realizar cualquier ejecución de obra Valencia, así como en todos los municipios de provincia como Torrente, Burjassot, Meliana, Almàssera, Paterna, San Antonio de Benagéber, L´Eliana, La Pobla de Vallbona, Lliria, Puçol, La Pobla de Farnals, Alboraia, Tavernes Blanques, Mislata, Xirivella, Albal, Picassent, Catarroja, Paiporta, Montserrat, Sagunto, Buñol, Chiva, Cheste, Requena, Utiel, etc


bt2 asociados dispone en su equipo interno de arquitecto y arquitectos técnicos, junto con un amplio grupo de colaboradores externos profesionales del sector inmobiliario (calculistas de estructuras, ingenieros, topógrafos, diseñadores y abogados urbanísticos) para poder desarrollar los proyectos de arquitectura junto con nuestros clientes, en un trato de proximidad y confianza, de esta forma realizamos proyectos técnicos de derribo y demolición en Valencia y provincia. Disponemos de un equipo técnico especializado en proyectos de derribo y demolición de edificios en Valencia.

Un proyecto de demolición o proyecto de derribo es un documento técnico que aporta la información necesaria para llevar a cabo la demolición de un edificio con unas condiciones de seguridad suficientes.

El derribo puede ser total o parcial, dependiendo de si afecta a la obra por completo o  parte, como en el caso de las rehabilitaciones, donde en ocasiones nos vemos obligados a derribar parte del edificio para su posterior reconstrucción.

demolición en valencia

El derribo puede llevar asociado una demolición posterior si necesitamos evacuar los productos resultantes del derribo fraccionándolos en piezas más pequeñas.

¿Qué documentos son necesarios para un proyecto de derribo de un edificio o demolición en Valencia?

Un proyecto de derribo debe contener una memoria descriptiva y constructiva del inmueble que se pretende demoler o derribar. Unas mediciones en las que se detallen las superficies afectadas. Un estudio de las servidumbres existentes y que pudieran verse afectadas por dicho derribo o demolición. Un estudio de seguridad y salud en las obras a realizar. También debe contemplar un estudio de gestión de residuos, incluyendo también: pliego de condiciones, mediciones, presupuestos y documentación gráfica suficiente para definir por completo las actuaciones a realizar.

¿Cuáles son los pasos a seguir para derribar un edificio en Valencia?

Una vez que se disponga del proyecto de derribo o demolición firmado por arquitecto técnico o arquitecto y visado éste por el colegio profesional correspondiente, éste se presentará al Ayuntamiento, junto con la Dirección de Obra, Coordinación de los mismos y Estudio de gestión de residuos para así conseguir la licencia municipal de obra de derribo o demolición.

¿Qué factores determinan el precio de un proyecto de derribo o demolición?

Lo más habitual es que el precio dependa de los siguientes factores:

ü  La altura de la edificación.

ü  El tipo de edificación: Aislada, entre medianeras (Ensanche) o entre medianeras (Casco antiguo).

Desde bt2 asociados pensamos que cada proyecto es diferente y acometerlo con éxito requiere un detallado estudio y planificación de la obra.

bt2 asociados le ofrece la mejor y más completa oferta en proyectos de derribo o demolición de edificios, adaptándonos a las necesidades del cliente, para que todos podamos avanzar hacia el éxito. Calidad y profesionalidad nos permiten asumir el compromiso de cumplir sus expectativas y objetivos con la seriedad y empatía que se merece.

Consigue Fácil y Rápido tu proyecto de derribo o demolición en Valencia, Castellón y Alicante.

¿Convencid@?
¡¡Ven, habla con nosotros!!
llamando al 96 394 47 77 / 646 090 202
o utilizando el correo electrónico
info@bt2asociados.com