Antes de comenzar con el tema es necesario definir el significado de demolición de edificios.  Se entiende como demolición el proceso mediante el cual se procede a destruir de manera planificada un edificio o construcción en pie. La demolición es lo opuesto a la construcción. La demolición también se distingue de otras acciones como el derrumbe, ya que es un proceso programado y planificado de acuerdo a las necesidades y cuidados específicos de cada caso.

Normalmente, el proceso de demolición implica tener en cuenta elementos de seguridad, salubridad y otros. Además, la demolición puede realizarse con diferentes objetivos, como construir nuevas edificaciones, liberar el espacio para hacer espacios verdes, eliminar construcciones anti­guas y peligrosas, etc.

 

aspectos generales sobre la demolición de edificios

 

¿Qué tipos de demolición de edificios más usuales existen en una obra?

La demolición puede ser total o parcial, dependiendo de si afecta a la obra por completo o a parte de ella, como en el caso de rehabilitaciones, donde en ocasiones nos vemos obligados a demoler parte del edificio para su posterior reconstrucción. Lo más común es que tras la demolición sea necesario retirar los productos resultantes fraccionándolos en piezas más pequeñas.

El derribo total se puede producir de dos formas distintas:

  1. Por colapso: Se produce de una sola vez, provocando el colapso, fracaso, de la totalidad de la estructura de golpe.
  2. Por partes: Plantea un proceso de desmontaje por fases, empezando por los últimos elementos estructurales ejecutados en su construcción y terminando por los primeros por orden de ejecución.

Los trabajos que se realizan a la hora de demoler una construcción requieren gran especialización, ya que al retirar elementos pueden aparecer, en muchos casos, elementos estructurales inestables.

En cualquier caso, suele proceder a la demolición total un desmontaje de algunos elementos constructivos, debido a tres causas posibles:

  1. Según el nivel de riesgo asociado al sistema de demolición que se vaya a utilizar.
  2. Están compuestos por materiales reutilizables.
  3. Son materiales contaminantes que deben diferenciar del escombro.

 

¿Cuál es la justificación principal para ejecutar una demolición de un edificio?

En bt2asociados como ya comentamos en otro artículo anterior “Declaraciones de estado de ruina”, por su estado, es inhabitable o no apto para el uso para el que fue proyectado. El nivel de riesgo se obtiene realizando, por personal cualificado, la correspondiente evaluación de riesgos para cada sistema ele demolición propuesto. De esta manera se conoce la probabilidad de que ocurra un suceso durante la ejecución de los trabajos y se estima la gravedad del mismo si ocurriera.

El proceso ele demolición puede realizarse de diversas formas, algunas menos nocivas que otras para el público de alrededor. En este sentido, la demolición, tradicionalmente, se realizaba ele modo mecánico. Sin embargo, este proceso podía llevar mucho tiempo dependiendo de las capacidades y del presupuesto disponible en cada caso. Otro modo ele demoler edificaciones, el empleado en la actual i dad, es el de implosión, que se ejecuta a partir de la disposición de explosivos a lo largo de la estructura a demoler. Estos explosivos, colocados en el interior del edificio, son activados ele manera conjunta y por lo tanto la demolición sólo toma u nos minutos en hacerse efectiva.

Uno de los mayores problemas que genera una demolición es la cantidad de químicos y elementos tóxicos que son despedidos en el ambiente a partir, no sólo del uso de explosivos, sino principalmente de la desintegración de los diferentes materiales utilizados en la construcción. Por esto, las demoliciones no son solo el momento en el que se efectiviza el acto si no que es también un largo y cuidadoso proceso de preparación y previsión sobre las consecuencias posteriores. Para realizar estas tareas, ingenieros, arquitectos, arquitectos técnicos y otros profesionales deben trabajar de manera conjunta.

Desde bt2asociados consideramos que es necesario tener en cuenta las condiciones, no sólo del edificio, sino también del entorno. Tendremos que considerarlas para situar las conducciones de los servicios públicos. Se deben estudiar, en función de las condiciones del entorno, todas las posibles interferencias para determinar las medidas preventivas y los procedimientos de trabajo más adecuados.

El concepto de condiciones del entorno incluye los aspectos que influyen o pueden influir en la ejecución de la obra. En este sentido cabe citar entre otros las condiciones de acceso, líneas eléctricas aéreas de tensión, estado de las medianeras, interferencias con otras edificaciones, condiciones climáticas y ambiental es, contaminación del terreno o trabajos en obras que se encuentren insertas en el ámbito de un centro de trabajo y éste mantenga su actividad o estén afectadas por actividades de otras empresas.

Las acometidas de energía eléctrica pueden ir soterradas o aéreas, bien por fachada, bien por cubierta. Pueden atravesar nuestro edificio acometidas de energía eléctrica de otros edificios. La red de saneamiento, habitual mente se acometerá al edificio por una galería o albañal desde el pozo de la calle hasta el pozo o arqueta general del edificio. Hay que anularla para evitar la entrada de los distintos productos de la construcción y demolición de edificios.

La red de agua potable se acomete con una llave de compañía y un contador único para la finca. Puede haber contadores independientes para algún local comercial.

Las redes de telefonía pueden ir soterradas o aéreas. Si están soterradas, discurren por la vía pública y si son aéreas, se grapan a las fachadas de la calle.

La acometida de gas es aérea encamisada y dispone de una l lave de corte general.

Debemos anular las acometidas de nuestra obra manteniendo en servicio y protegiendo las que afecten a edificios del entorno. Del mismo modo que en una obra de construcción, dejaremos fuera de la zona de demolición la electricidad y el agua en servicio para las tareas propias de la demolición de edificios.

Hay que prever un drenaje para el agua utilizada en las tareas de derribo y demolición de edificios, la refrigeración de máquinas, el riego de escombros, la protección respecto al polvo, el orden y la limpieza de la obra.

Al inicio de una demolición se establece un orden de retirada de productos, limpieza de residuos orgánicos y vegetal es y desmontaje y retirada de los elementos secundarios de construcción no incluidos entre los escombros.

Acabada la demolición, se hará una revisión general de edificaciones medianeras y colindantes, viales e i instalaciones adyacentes, adoptándose las medidas adicionales que fuesen necesarias. Se dejarán las protecciones, cerramientos, huecos de arquetas o pozos convenientemente protegidos y señal izados.

demolición de edificios y construcciones

Más información: https://goo.gl/6zo7Sy

 

¡Disponemos de un equipo técnico preparado y cualificado profesionalmente, con experiencia en la redacción de proyectos de demolición y derribo de un edificio, consúltenos sin compromiso, en Valencia y provincia!

 

contacto


Teléfono / WhatsApp: 646 090 202

Web: www.bt2asociados.com

E-mail: info@bt2asociados.com

 

Nuestra oficina se encuentra en Valencia capital, ofrecemos un servicio de asesoramiento técnico previo a la hora de realizar un proyecto de demolición de edificios o derribos en Valencia, así como en todos los municipios de provincia como Torrente, Burjassot, Meliana, Almàssera, Paterna, San Antonio de Benagéber, L´Eliana, La Pobla de Vallbona, Lliria, Puçol, La Pobla de Farnals, Alboraia, Tavernes Blanques, Mislata, Xirivella, Albal, Picassent, Catarroja, Paiporta, Montserrat, Sagunto, Buñol, Chiva, Cheste, Requena, Utiel, etc


Cuando se aprecien grietas notables en muros, vigas, desplomes acusados o elementos en mal estado se debe proceder a su apeo provisional. Estos apeos y apuntalamientos de edificios serán de abajo a arriba y al contrario de cómo se hace la demolición.

También se apearán los huecos ordinarios, pisos, apeos de machos y muros. Así mismo, se apuntalarán los edificios colindantes, medianerías, estructuras viales y en general, aquellas partes que tengan peligro de derrumbamiento.

En bt2asociados entendemos apeo como la estructura auxiliar que asegura la estabilidad de un edificio o de alguna de sus partes en el caso de que los sistemas estructurales de éste tengan que permanecer fuera de servicio. Es fundamental, para su puesta en obra, el conocimiento y la interpretación total de la estructura existente, ya que supone una variación estructural en la edificación en que se instala.

apeos y apuntalamientos de edificios

aspectos generales sobre APEOS Y APUNTALAMIENTOS DE EDIFICIOS

 

¿Cuál es la función de un apeo o apuntalamiento?

La función de estos sistemas es suspender por un tiempo el trabajo mecánico a realizar por algunos elementos estructurales del edificio, mediante una transferencia de esfuerzos, constituyendo un sistema de equilibrio de fuerzas formado por los elementos de apeo y los propios del edificio apeado.

El concepto de apeo, por tanto, está muy ligado a un carácter efímero, dado que su finalidad y objetivo es devolver a la estructura dañada las condiciones óptimas de seguridad y estabilidad. Por el contrario, la idea de refuerzo no implica esta temporalidad, ya que pueden ser empleados como soluciones definitivas, ayudando a la estructura existente.

Así, los apeos y apuntalamientos de edificios como todas las estructuras auxiliares deben cumplir unas condiciones básicas, que respondan a sus definiciones, de resistencia y estabilidad ante las cargas a transferir, optimización económica y de montaje y seguridad para las personas y para el propio edificio.

apeos y apuntalamientos de edificios bt2asociados

Un apeo debe garantizar la estabilidad del edificio y su habitabilidad cuando se trate de una solución definitiva. La actuación final dependerá del destino final que se plantee para el edificio. De esta manera, cabe señalar la existencia de apeos que sirven a otros apeos, como los encargados de asegurar la estabilidad y funcionalidad en la fase ele construcción ele otro apeo ele carácter más duradero.

No existe una norma fija que indique cuándo hay que apear. Sin embargo, es muy recomendable ponderar los riesgos a la hora de acometer una obra de edificio en proceso de ruina, por muy lento que éste sea.

 

apeos apuntalamientos bt2asociados

Más información: https://goo.gl/Rm8ia8

 

¡Disponemos de un equipo técnico preparado y cualificado profesionalmente, con experiencia en la redacción de proyectos de apeo y apuntalamiento para edificios, consúltenos sin compromiso, en Valencia y provincia!

 

Contacto


Teléfono / WhatsApp: 646 090 202

Web: www.bt2asociados.com

E-mail: info@bt2asociados.com

 

Nuestra oficina se encuentra en Valencia capital, ofrecemos un servicio de asesoramiento técnico previo a la hora de realizar un proyecto de apeo o apuntalamiento para edificios en Valencia, así como en todos los municipios de provincia como Torrente, Burjassot, Meliana, Almàssera, Paterna, San Antonio de Benagéber, L´Eliana, La Pobla de Vallbona, Lliria, Puçol, La Pobla de Farnals, Alboraia, Tavernes Blanques, Mislata, Xirivella, Albal, Picassent, Catarroja, Paiporta, Montserrat, Sagunto, Buñol, Chiva, Cheste, Requena, Utiel, etc