La inversión en eficiencia energética es muy rentable ya que permite reducir el consumo de energía y, por tanto, una reducción en los costes de la factura, y todo ello sin renunciar ni un ápice a la confortabilidad de estar en tu hogar en las mejores condiciones. En la actualidad invertir en eficiencia energética no es caro y, además, en algunos casos hay ayudas y subvenciones para conseguirlo. No obstante, para que verdaderamente se note el efecto de la inversión antes de nada es necesario revisar tus tarifas eléctricas.

¿Qué tarifas contratar?

La eficiencia energética trae consigo una disminución del consumo energético pero, por otro lado, si la electricidad tiene un precio que no es acorde a tus necesidades habrás reducido el coste de tus tarifas pero en absoluto estarás ahorrando en tu factura de la luz. En este sentido, es conveniente buscar las tarifas de luz más baratas o las que más se adapten a lo que verdaderamente necesitas. Puedes encontrar más información sobre tarifas de luz en España en el siguiente artículo: http://somosmuchos.es/.

Uno de los contratos eléctricos más rentables es la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor). La tarifa PVPC pertenece al mercado regulado; es decir,. que los precios de la misma los fija el gobierno y no cada una de las comercializadoras de referencia que lo ofrecen. La tarifa PVPC tiene como principal característica que no tiene un precio único sino que cambia cada hora del día, de manera que hay 24 precios por jornada. En todo caso, como tarifa del mercado regulado, los precios son muy transparentes y no encontrarás letra pequeña en tu contrato.

¿Cómo conseguir la eficiencia energética?

La eficiencia energética en una vivienda se consigue principalmente a través del aislamiento térmico, lo que se traduce en que la calefacción y el aire acondicionado se optimizan mucho ya que no se ven afectados por las temperaturas exteriores.  Pero, ¿cómo conseguirlo? Una de las formas más sencillas de contar con aislamiento energético en tu domicilio es renovando tus ventanas por unas nuevas con rotura del puente térmico, tal y como se recomienda en este artículo especializado. No te olvides, por supuesto, de que las las cortinas también te pueden ayudar en el aislamiento. Lo más habitual es que dejar las ventanas abiertas a primera hora de la mañana y cerrarlas durante todo el día, en invierno por el frío y en verano por el calor.

Sin embargo, no es lo único que puedes hacer. A continuación te damos algunos consejos que pueden ser de gran ayuda para ti:

  • Tus bombillas han de bajo consumo. Las más eficientes son las de la modalidad LED, ya que tienen una mayor durabilidad y son las que consiguen un menor consumo.
  • Los electrodomésticos tienen que ser de la más alta categoría de eficiencia energética. Esto es especialmente interesante para aparatos que gastan mucha más energía que la media, como puede ser la nevera, la lavadora o el aire acondicionado.
  • Si tienes la posibilidad puedes instalar placas solares para el consumo de la calefacción. Esto requerirá una mayor inversión pero actualmente gracias a las ayudas y subvenciones es mucho más sencillo amortizar el coste de la instalación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *